Skip to content

Un aceite hidráulico es un fluido no compresible que desempeña un papel fundamental para el correcto funcionamiento de un sistema de transmisión de energía. Además de esta función, los aceites hidráulicos deben cumplir otras funciones secundarias, pero de suma importancia: sellado y lubricación del circuito y sus componentes.
El aceite hidráulico tiene una gran variedad de aplicaciones: impulsa elevadores de montacargas y herramientas industriales, permite a los pilotos controlar los sistemas vitales en aviones y garantiza el correcto funcionamiento de los frenos hidráulicos en tractores y otros equipos agrícolas.
Los fluidos hidráulicos pueden ser minerales (petróleo crudo que ha sido sometido a un proceso de refinación) o sintéticos (bases mejoradas a través de complejos procesos físico-químicos). 

La importancia de elegir el aceite hidráulico correcto

El empleo de un aceite adecuado puede aumentar el rendimiento y reducir el desgaste de un equipo, disminuyendo la energía necesaria para transmitir un movimiento y maximizando su vida útil.
Hay tres aspectos principales que hay que tener en cuenta al elegir un aceite hidráulico:

  1. Especificaciones del fabricante del equipo.
  2. Índice de viscosidad.
  3. Aditivación.
  4. Requerimientos especiales definidos por la aplicación.
aceite-hidráulico
aceite-hidráulico

 

1 | Especificaciones del fabricante del equipo

Asegurate siempre de usar aceites que cumplan con los requisitos del fabricante. Algunos parámetros que se deben tener en cuenta son la viscosidad (por ejemplo, aceite SAE 10W, ISO VG 32, 46, 68, entre otros) y/o homologaciones y especificaciones internacionales que garanticen su correcto rendimiento en servicio (por ejemplo, ISO 6743/4 HM, DIN 51524 P2 HLP Caterpillar TO-4, DENISON HF0, etc.).

2 | Índice de viscosidad de un aceite hidráulico

El índice de viscosidad de un aceite describe cómo la temperatura afecta a su viscosidad. Un aceite con un elevado índice de viscosidad conservará su viscosidad en servicio a lo largo de un amplio rango de temperaturas, por lo que es ideal para equipos que tienen que hacer frente a variaciones extremas, tanto al prestar servicio como durante su almacenamiento.
En cambio, aquellos hidráulicos con un índice de viscosidad inferior serán adecuados para equipos que trabajen a temperaturas más estables, en condiciones controladas.

3 | Aditivación

Detergencia: Algunos aceites también contienen aditivos conocidos como detergentes, que ayudan a eliminar los contaminantes presentes en circuitos hidráulicos. Esto puede ser especialmente útil para las aplicaciones hidráulicas móviles, como los vehículos de obra, donde es más propenso el contacto del aceite con contaminantes externos.

Antidesgaste: Los aditivos antidesgaste ayudan a reducir el rozamiento causado por el contacto metal con metal de los componentes hidráulicos como los pistones y las válvulas. Esta cualidad es importante en sistemas hidráulicos que funcionan a muy altas presiones.
 

3 | Requerimientos especiales definidos por la aplicación

-    Aceites hidráulicos aptos para el contacto incidental con alimentos (NSF H1 – Gama NEVASTANE)
-    Aceites hidráulicos resistentes al fuego (Gama Hydransafe)

Evita mezclar diferentes aceites hidráulicos

El fabricante de aceite formula con precisión los diferentes grados y aditivos, por lo que debe evitarse mezclar diferentes fluidos en un sistema hidráulico. La mezcla de fluidos con diferentes aditivos puede dar lugar a reacciones químicas imprevistas e indeseadas, que podrían generar consecuencias nocivas en el interior de un circuito.

 

Aditivos de aceite

Conocé qué funcionen cumplen en los aceites.

Viscosidad del aceite

¿Qué es la viscosidad? Conocé más acá.