Skip to content

Muchas máquinas se encuentran constituidas por elementos que requieren lubricación pero debido a su geometría, parámetros de operación y/o disposición, no pueden retener un aceite convencional de manera que pueda cumplir efectivamente esta función. Es entonces cuando se requiere el uso de una grasa lubricante que permita realizar esta acción sin escurrirse o dispersarse y adicionalmente actúe a modo de “sello” evitando el ingreso a los contaminantes del medio ambiente.

¿El color determina la calidad de la grasa?

Durante el proceso de fabricación de una grasa lubricante, se efectúa el agregado de un compuesto denominado como “anilina”. La anilina no determina ninguna propiedad de la grasa y simplemente cumple la función de diferenciar distintos tipos de grasas dentro de una gama de productos. Cada fabricante define arbitrariamente el color de la grasa por lo que en el mercado podrán coexistir grasas de formulaciones similares y de colores completamente distintos pero, nuevamente, esto no nos brinda información sobre su origen o del nivel de performance que posean.

 

Grasas industriales
Grasas TOTAL

 

 

¿Se pueden mezclar distintos tipos de grasas?

Al mezclar grasas de distintas formulaciones existe el riesgo de ocasionar inconvenientes que perjudiquen su correcto desempeño en servicio, provocando el deterioro prematuro del equipo. Una grasa se encuentra compuesta por un jabón o espesante, aceite básico lubricante y aditivos. Los tres componentes son indispensables dentro de la formulación de una grasa, y cada uno de ellos cumple un rol específico. Los componentes de una grasa no están mezclados, sino que coexisten “como el agua en una esponja”. El espesante o jabón es la “esponja” que brinda la estructura necesaria para contener al aceite, que es el encargado de aportar la lubricación del componente.

Al mezclar grasas de tecnologías distintas, sus espesantes podrían interactuar entre sí tornándose fluidos, liberando el aceite y los aditivos que se alojan en su interior. A este fenómeno se lo denomina comúnmente como “sangrado”.  Además, otro percance que podría ocurrir al mezclar distintas grasas es la variación en su grado de consistencia. Es decir, la combinación resultante podría ser más dura o más blanda que la especificación original que solicita el fabricante del equipo, y es probable que no termine cumpliendo la función para la cual se está empleando. Para evitar estos percances, es importante que la persona responsable de seleccionar la grasa para un equipo cuente con la información idónea sobre el requerimiento solicitado por el  fabricante y la ficha técnica de la grasa o grasas de las que disponga a fin de poder avalar esta decisión.

En TOTAL contamos con una amplia gama de grasas que satisfacen un gran número de aplicaciones en diferentes industrias. Para conocer más sobre nuestros productos ingresá a nuestro Catálogo de Grasas Industriales.
 

Lubricantes Industriales

Conocé las aplicaciones de TOTAL aquí.

Grasas de grado alimenticio

Descubrí nuestros productos para la industria alimenticia.

Productos para la Industria

Conocé el catálogo de productos de TOTAL aquí.