Skip to content

Fundamentalmente existen dos tipos de anticongelantes:​

Estos refrigerantes generan un film sólido protector compuesto por sales insolubles que aíslan la superficie metálica del entorno. Su costo es relativamente bajo, pero los constantes desprendimientos de la capa descripta anteriormente provocan un alto consumo de inhibidores, reduciendo la vida útil del producto. Asimismo el film forma una barrera térmica que disminuye la efectividad para intercambiar calor del sistema.

En este caso el inhibidor se fija únicamente sobre los focos de corrosión presentes en la superficie metálica, formando una capa pasivante localizada y de gran resistencia. Esto reduce el consumo de inhibidores, prolongando la vida útil del refrigerante. Al no generar una capa aislante a lo largo de toda la superficie, se optimiza la transferencia de calor del sistema.

A tener en cuenta…

Nunca se deben mezclar refrigerantes de distintas tecnologías. Los inhibidores orgánicos tienen propiedades detergentes que podrían alterar la capa protectora que forman los inhibidores convencionales. Contrariamente, las superficies metálicas que quedan expuestas pueden dar origen a fenómenos de micro perforación que promueven fugas.

Conocé nuestra gama de refrigerantes y anticongelantes TOTAL

Aprendé a medir el nivel de refrigerante de tu auto