¿CADA CUÁNTO CAMBIARLO?

Con el tiempo, el líquido de frenos se deteriora, reduciendo su desempeño. Por esta razón es aconsejable reemplazarlo cada 50.000 kilómetros o dos años como máximo, lo que suceda primero.

Seguí los siguientes consejos para realizar el cambio de líquido de frenos de manera segura:​

  • Estacioná tu auto en un lugar nivelado y apagá el motor.
  • Extrae el líquido usado desde el recipiente principal utilizando una jeringa o una bomba adecuada. Usualmente este depósito se encuentra ubicado próximo al motor.
  • Llená el depósito con líquido de frenos nuevo hasta alcanzar el nivel recomendado por el fabricante e inmediatamente colocá la tapa.
  • Levantá el vehículo con el criquet y utilizá la llave cruz para desatornillar y aflojar cada rueda.
  • Localizá un conducto plástico que sale del bombín de freno e introducilo en un recipiente de recolección.
  • Para extraer el líquido usado remanente, pisá el pedal de freno repetidas veces hasta que por el extremo conducto se pueda ver salir fluido limpio y claro.
  • Asegurá nuevamente el conducto plástico en su posición original.
  • Finalmente rellená el contenedor de líquido de frenos nuevamente hasta alcanzar el nivel recomendado.

Conocé nuestros líquidos de frenos

Aprendé a cambiar el aceite de motor de tu auto.