La importancia de utilizar un buen líquido refrigerante - anticongelante

Líquido refrigerante - anticongelante

Contexto

Los problemas en el circuito de refrigeración representan un inconveniente cada vez más frecuente, debido a la complejidad de las motorizaciones modernas, hoy día es una de las principales causas de falla en los motores.
Puede afirmarse que alrededor de 7 de cada 10 vehículos contienen óxido y/o incrustaciones en el sistema de refrigeración. En este mismo sentido vale la pena mencionar que una delgada capa de depósitos de aproximadamente medio mm. de espesor puede reducir la disipación de calor del motor hasta en un 40%.
Es por ello que un mantenimiento adecuado del sistema de refrigeración es tan importante para el correcto funcionamiento y la extensión de la vida útil de un motor. 
  
Funciones del líquido refrigerante:
• Evitar el congelamiento en invierno y el recalentamiento en verano.
• Impedir la cavitación y la formación de espuma.
• Proteger el motor de la corrosión, evitar la formación de depósitos y disminuir la erosión.
• Refrigerar el motor.
• Conservar las propiedades lubricantes del aceite: al mantener el motor a temperaturas de funcionamiento "razonables", evita que el lubricante se recaliente y se degrade.
 
Los circuitos de enfriamiento son actualmente sometidos a exigencias severas:
• Exigencias tecnológicas: motores más calientes y comprimidos, evolución de los materiales y reducción de los volúmenes del circuito.
• Exigencias de performance: estándares de rendimiento a cumplir, compatibilidad con elastómeros, etc.
• Exigencias medioambientales.
 
Las fallas más comunes de los sistemas de enfriamiento son ocasionadas por:
• Corrosión: puede ocasionar pérdidas de líquido por fugas o formar depósitos y bloqueos en el circuito.
• Aireación: por fugas o llenado deficiente. Genera sobrecalentamiento y/o corrosión.
• Sobrecalentamiento: por cantidad insuficiente de líquido refrigerante, aireación o formación de depósitos en intercambiadores. Promueve una corrosión excesiva y puede llevar a daños en pistones y block.
 
Qué controlar en relación con el líquido refrigerante:
• Nivel de prestación del refrigerante: el que usemos debe poseer la proporción de glicol adecuada que recomienda cada fabricante de vehículos para que aporte la protección térmica (refrigerante – anticongelante) y la cantidad de aditivo anticorrosivo para brindar la mejor protección al sistema.
• Mantenimiento del refrigerante: respetar los periodos de cambio y la concentración de producto puro que instruye el fabricante del vehículo. Controlar periódicamente la concentración de refrigerante en el líquido para garantizar la performance térmica (% glicol) y anticorrosiva (% de aditivos), y estar asimismo atentos a la aparición de sarro o corrosión.
• Debe cuidarse la dilución de acuerdo con la recomendación del fabricante, asegurando mantener un mínimo del 35% y un máximo de un 50% de producto concentrado en la mezcla, que garantice la presencia en cantidad suficiente tanto del glicol como de los aditivos anticorrosivos.
 
¿Cuáles son los componentes del líquido de refrigeración?
• Glicol: aporta a la mezcla una temperatura de congelamiento mucho más baja (muy importante en clima fríos),e incrementa la temperatura de ebullición ayudando a la refrigeración en caliente. El más utilizado es el monoetilen-glicol.
• Agua: aporta a la mezcla mayor capacidad de intercambio de calor, permitiéndole absorber mayor cantidad de calorías.
• Aditivos: aportan a la mezcla las propiedades anti- corrosivas. Son los encargados de combatir los distintos tipos de corrosión.
 
¿Cuáles son las principales ventajas del los refrigerantes- anticongelantes de tecnología orgánica (Glacelf Supra y Supra Red)?
Su mecanismo de acción consiste en formar una capa mono- molecular y localizada, que permite:
• Menor consumo de los aditivos que en los productos orgánicos, permitiendo una mayor vida útil del líquido que redunda en:
    • Menor cantidad de paradas.
    • Menores costos en reposición del líquido en el largo plazo.
    • Mayor cuidado del medio ambiente (por sus aditivos orgánicos y menor reposición de producto a largo plazo).
• Mejor intercambio de calor, ya que la capa mono-molecular y localizada no se constituye en una barrera térmica, lo que asegura una mejor refrigeración del sistema y promueve una mucho mayor vida útil del equipo.

X